Evaluación y elegibilidad

Una evaluación (assessment en inglés) es un tipo de examen que generalmente incluye pruebas, entrevistas y observaciones creadas para identificar las fortalezas de su hijo y evaluar los problemas específicos relacionados con su desempeño en la escuela. Por ejemplo, si sospecha que su hijo tiene problemas del habla y del lenguaje y solicita una evaluación de esos problemas, en la evaluación participará un profesional del habla y del lenguaje. Los resultados de la evaluación también pueden identificar los tipos de servicios de educación especial que necesita su hijo.

Solicitar una evaluación

Los padres, maestros u otros proveedores de servicios, tal como un psicólogo escolar o incluso su médico de familia, pueden pedir una evaluación (lo que se conoce como “remisión para evaluación”). Las remisiones para evaluación deben hacerse por escrito y dirigirse a la agencia educativa local (LEA, por su sigla en inglés), que en general es su distrito escolar local.

La carta de solicitud de evaluación debe indicar lo siguiente:

  • el nombre completo de su hijo;
  • la fecha de nacimiento de su hijo;
  • nombre suyo (del padre o de la madre), dirección y número de teléfono;
  • si su hijo está actualmente inscrito en la escuela y, si lo está, el nombre de la escuela;
  • si su hijo alguna vez ha recibido servicios de educación especial; y
  • que su hijo tiene problemas de aprendizaje que usted cree que pueden requerir servicios de educación especial y que usted desea que se le haga una evaluación.

Envíe la solicitud de evaluación al maestro de su hijo o al director de la escuela. Si su hijo no está inscrito en la escuela, diríjala al director de educación especial de su distrito escolar. Si no encuentra nada llamado “Special Education” (educación especial) en el directorio telefónico o en el sitio web de su distrito escolar, busque algo similar a “Programs for Exceptional Children” (programas para niños excepcionales) o “Student Services” (servicios para alumnos), que son los nombres que generalmente reciben los departamentos de educación especial. Guarde una copia de su carta de remisión con la fecha de entrega al distrito escolar.

Después de la remisión para evaluación

+15 días

Una vez que el distrito escolar reciba la solicitud de evaluación, debe darle una propuesta del plan de evaluación dentro de 15 días. El plan debe especificar los tipos de evaluaciones que se harán. También debe mencionar que no le dará a su hijo ningún servicio de educación especial después de la evaluación sin su consentimiento por escrito.

+15 días

Una vez que usted reciba la propuesta del plan de evaluación de la escuela, puede revisarla para decidir si prestará su consentimiento o no. Si usted está de acuerdo con el plan, debe firmarlo y devolverlo al distrito escolar dentro de 15 días.

+60 días

Una vez que la escuela reciba el plan de evaluación firmado, tiene 60 días corridos para hacer la evaluación y una reunión para platicar sobre los resultados de las pruebas. Si finaliza el período escolar o hay vacaciones de más de 5 días durante el período de evaluación, los días no escolares no serán contados para el período de 60 días.

Determinación de elegibilidad para recibir la educación especial

Después de que usted haya aceptado el plan de evaluación, el distrito escolar debería comenzar la evaluación y programar una reunión con usted para platicar sobre los resultados. Como padre, es posible que se le pida que participe en la evaluación contestando más preguntas sobre el desempeño de su hijo en el hogar y en la escuela.

Tiene derecho a pedir una copia de los resultados de la evaluación en su idioma primario. También puede pedir que se le entreguen los resultados por escrito antes de la reunión, para tener tiempo de revisarlos y preparar sus preguntas.

En la reunión, los evaluadores y profesionales que trabajan con su hijo presentarán los resultados de la evaluación y darán su opinión respecto de si su hijo debería ser considerado elegible para recibir educación especial. Como padre y miembro del equipo, también se le debería pedir su opinión. La decisión final respecto de si su hijo es elegible para recibir educación especial es una decisión de equipo.

Servicios ofrecidos si es elegible

Parte de la determinación de elegibilidad consiste en decidir qué categoría de discapacidad es aplicable a su hijo basado en la evaluación. Aún así, si el equipo decide que el menor es elegible para recibir educación especial, podrá recibir cualquiera de los servicios de educación especial y apoyo que ofrece el distrito escolar, sin importar qué categoría de discapacidad se identifica. Por ejemplo, el equipo puede decidir que un alumno es elegible para recibir educación especial debido a un trastorno emocional. Sin embargo, puede haber indicios en la evaluación de que el alumno también necesita ayuda con el habla y el lenguaje. El alumno puede recibir terapia del habla y el lenguaje además de servicios de consejería y todo otro servicio o apoyo que aborde una necesidad identificada en la evaluación.

Después de la decisión del distrito escolar:

Si el distrito escolar cree, de acuerdo con la evaluación, que su hijo no es elegible para recibir servicios de educación especial:

  • Puede estar de acuerdo con el distrito escolar y no se le ofrecerán servicios de educación especial a su hijo,

 O

  • Puede no estar de acuerdo. Si no está de acuerdo con la evaluación del distrito escolar, tiene derecho a pedir una evaluación independiente por especialistas calificados, sin costo alguno para usted. Deberá hacer este pedido por escrito y enviarlo al distrito escolar.

Si los resultados de la evaluación son claros y el equipo está de acuerdo con que su hijo es elegible para recibir servicios de educación especial, el distrito escolar probablemente propondrá un plan, llamado un programa de educación individual (IEP, por su sigla en inglés), para prestar servicios a su hijo. Haga clic para obtener información sobre el IEP.

Reevaluación y revision trienal

Una vez que su hijo está recibiendo educación especial, la escuela debe volver a evaluar a su hijo cada 3 años. Estas nuevas evaluaciones se llaman revisiones trienales. Si es necesario, un maestro, padre o cuidador pueden pedir una nueva evaluación antes de tiempo.

Site Map | Careers | Contact Us | Accessibility | Public Access to Records | Terms of Use | Privacy | Newsroom