Cómo mantenerse seguro

Esta sección explica cómo puede preparar un plan para mantener la seguridad suya y de su familia ante situaciones de maltrato. Muchas de las sugerencias se aplican específicamente a personas que se encuentran en situaciones de violencia en el hogar o maltrato de ancianos/adultos dependientes, pero cualquier persona que experimente maltrato o acoso se puede beneficiar de esta información.

Planes de seguridad

Un plan de seguridad toma pasos para que usted y sus hijos no corran peligro en casos de violencia en el hogar y otro tipo de maltrato. Puede obtener ayuda para hacer un plan de seguridad. Esta ayuda en general es gratis y puede obtenerla en muchos idiomas. Haga clic para obtener ayuda en su zona (en inglés).

También puede encontrar más información sobre cómo planificar su seguridad en la Línea nacional de violencia doméstica y la California Partnership to End Domestic Violence (Sociedad de California para terminar con la violencia en el hogar).

Antes y durante un ataque

  • Cuando reciba un ataque, trate de escapar. Si siente que corre peligro, abandone su hogar y lleve consigo a sus hijos, a cualquier hora del día o de la noche. Vaya a la casa de un amigo o pariente, o a un refugio de violencia en el hogar.
  • Defiéndase y protéjase. Después, saque fotos de sus lesiones.
  • Pida ayuda. Grite lo más intensa y prolongadamente que pueda. No tiene que sentir vergüenza de lo que ocurrió; es la persona que cometió el maltrato la que tiene que sentir vergüenza.
  • Quédese cerca de una puerta o ventana para poder escapar de ser necesario.
  • Aléjese del baño, la cocina y lugares donde haya armas.
  • Practique su escape. Sepa qué puertas, ventanas, ascensor o escalera sería el mejor lugar para escapar.
  • Tenga listo un bolso con cosas para llevar. Escóndalo en un lugar donde pueda llevárselo rápidamente.
  • Identifique a vecinos a quienes les pueda contar sobre la violencia. Pídales que llamen a la policía si oyen señales de violencia que parten de su casa.
  • Tenga una “palabra clave” para usar con sus hijos, familiares, amigos y vecinos. Pídales que llamen a la policía cuando diga esa palabra.
  • Sepa dónde ir si tiene que abandonar su casa, aunque no lo crea necesario.
  • Confíe en sus instintos. Haga todo lo que sea necesario para sobrevivir.

Prepárese para irse

  • Abra una cuenta de ahorro en su nombre. Dele al banco una dirección segura, como un apartado postal o la dirección de su trabajo. O utilice el programa Safe at Home (Seguro/a en su casa) que le proporciona una dirección segura sin tener que revelar su dirección confidencial.
  • Deje dinero, una copia de sus llaves y copias de sus documentos importantes con una persona de confianza. Quizás tenga que dejar su casa de improviso y necesitará estas cosas más adelante.
  • Piense con quién se puede quedar y quién le puede llegar a prestar dinero.
  • Tenga a mano o guarde en su teléfono celular (si es seguro) el número de teléfono de un refugio de violencia en el hogar de su zona. Tenga monedas o una tarjeta telefónica consigo en todo momento para poder hacer una llamada en caso de emergencia.
  • El momento más peligroso es cuando deja su casa. Si piensa sobre su plan de seguridad antes de abandonar su casa, ello le será útil cuando llegue el momento.
  • Si tiene que dejar a sus hijos, recupérelos lo antes posible. Obtenga asesoramiento legal o llame a una agencia de violencia en el hogar.

Esté seguro cuando viva solo

  • Cambie la cerradura de sus puertas lo antes posible. Cierre sus puertas y ventanas con cerrojo.
  • Pídale a su compañía de teléfonos (y también a su compañía de servicio celular) que no publique su número. A veces este servicio es gratuito.
  • Enséñeles a sus hijos a estar seguros cuando no están con usted.
  • Verifique que la escuela o guardería de su hijo sepan quién puede retirar a sus hijos.
  • Infórmele a sus vecinos y al propietario de su casa que su pareja/cónyuge ya no vive con usted. Pídales que llamen a la policía si ven a su pareja/cónyuge cerca suyo.

Obtenga una orden de restricción

  • Pídale a la corte que dicte una orden de restricción, y téngala consigo en todo momento.
  • Entregue a su comisaría local una copia de su orden de restricción.
  • Si la persona que lo maltrató viola la orden de restricción, llame a la policía.
  • Anote todos los contactos, amenazas, mensajes o cartas que le envíe la persona que lo maltrató. Si le deja mensajes en su contestador o teléfono celular, guárdelos.
  • Piense cómo puede mantener su seguridad si la policía no se hace presente de inmediato.
  • Entregue copias de su orden de restricción a todas las personas enumeradas en la orden y a familiares, amigos y vecinos que estén dispuestos a ayudarlo.

Mantenga su seguridad en el trabajo y en público

  • Infórmele al personal de seguridad de su trabajo. Deles una foto de la persona de la que se quiere proteger.
  • Decida a quién más le va a contar sobre su situación en el trabajo.
  • Pídale a alguien en el trabajo que conteste sus llamadas.
  • Cuando salga del trabajo, pídale a alguien que camine con usted hasta el carro, el autobús o el tren.
  • No tome siempre la misma ruta para ir a su casa.
  • Piense qué haría si la persona de la que se quiere proteger se acerca a usted cuando va o viene del trabajo.

Su seguridad y su salud emocional

  • Si está pensando en retornar a una situación que puede ser abusiva, hable con alguien de confianza sobre sus opciones.
  • Tenga pensamientos positivos sobre usted mismo.
  • Lea libros, artículos y poemas para fortalecerlo.
  • Decida a quién llamar para obtener el apoyo que necesita.
  • Asista a reuniones de grupos de respaldo. No sólo obtendrá apoyo sino que también aprenderá sobre usted mismo, sobre la violencia en el hogar y sobre las relaciones.

Site Map | Careers | Contact Us | Accessibility | Public Access to Records | Terms of Use | Privacy