Planes de crianza

Un plan de crianza, también llamado “acuerdo de custodia y visitación”, es un acuerdo escrito entre los padres sobre:

  • Tiempo compartido: un cronograma del tiempo que estarán los hijos con cada padre; y
  • Toma de decisiones: cómo tomarán los padres decisiones sobre la salud, educación y bienestar de sus hijos.

Al tener un plan escrito, usted y sus hijos sabrán lo que esperar y tendrán menos conflictos para compartir los horarios de crianza.

Después de ser firmado por ambos padres y por el juez, y de haber sido presentado ante la corte, su plan de crianza se convertirá en una orden de la corte. Haga un plan que sirva el mejor interés de sus hijos. Cuando ambos padres participan activamente en las vidas de sus hijos y no se pelean sobre los horarios de custodia y visitación, en general los hijos responden mucho mejor. Los cambios son difíciles para los niños.

Cuando estén ustedes pensando en un plan de crianza, he aquí algunas sugerencias que lo pueden ayudar:

  • Cumpla con las necesidades básicas de su niño:

    • Amor, protección y guía,
    • Una dieta saludable,
    • Buena atención médica, y
    • Suficiente descanso.

  • Considere la edad, personalidad, experiencias y habilidades de sus hijos. Cada hijo es distinto. Ajuste su plan a sus hijos, NO a sus hijos a su plan.

  • Asigne a sus hijos un tiempo fijo con cada uno de ustedes para el cuidado diario, noches juntas, actividades, trabajo escolar, vacaciones y feriados. Use un calendario para ayudarlo.

  • Haga su plan con suficiente detalle para que sea fácil de entender y hacer cumplir.

  • Déles a sus hijos una sensación de seguridad y una rutina en la que pueda confiar.

Además, sea flexible. Por ejemplo, si un hijo no se siente bien cuando es hora de ir a la casa del otro padre, piense en el mejor interés de su hijo. Sin duda, habrá que tener en cuenta la severidad de la enfermedad y la edad del niño. Además, la distancia entre las 2 casas será un factor importante en la toma de decisiones. Algunos padres usan el criterio de que si el niño está lo suficientemente bien como para ir a la escuela, también puede ir de una casa a la otra. No obstante, con frecuencia es difícil decidir si un niño está en condiciones de ir a la escuela, así que este criterio no es demasiado útil.

Excepto en casos de maltrato o violencia:

  • Ambos padres pueden tener información sobre los hijos.
  • Ambos padres pueden llamar a sus hijos.
  • Ambos padres pueden examinar los registros médicos y escolares de sus hijos.
  • Cada padre puede tener la dirección y números de teléfono del otro y la información de contacto (como correo electrónico).

Tenga en cuenta que las necesidades particulares de sus hijos irán variando de acuerdo a muchos factores. Nosotros no sabemos cuánto tiempo pueden pasar los niños pequeños sin ver a cualquiera de sus padres, cuántas transiciones pueden aguantar, o cuánto tiempo se deberían quedar los niños en cada casa. Sí sabemos que los niños pueden tener una conexión con sus cuidadores cuando tienen buenas relaciones que son consistentes a lo largo del tiempo. En muchos casos es lógico que los bebés y niños pequeños puedan ver a cada padre regularmente, sobre todo si se encuentran seguros con cada padre. El concepto del tiempo que tienen los niños pequeños es distinto que el de los más grandes, y frecuentemente necesitan mayor orden y consistencia. En general es bueno tener un horario regular y cumplirlo. La mayoría de los niños se benefician cuando tienen una rutina en la que pueden confiar. Cuando elabore los horarios, piense en la calidad de las relaciones. No sólo la relación entre los hijos y cada uno de los padres, sino también la relación entre los padres, y entre los hijos y cualquier otro cuidador.  Haga clic para obtener más información sobre las necesidades de niños de distintas edades.

Si usted o el otro padre quiere mudarse con los hijos, haga clic para ver información sobre la situación especial que puede causar una mudanza.

¿Qué debe incluir en su plan de crianza?

Los planes de crianza pueden ser generales o específicos, y pueden tener restricciones. Depende de lo que diga la orden de la corte y de lo que acuerden los padres. Una buena manera de saber lo que debería tener su plan de crianza es leyendo los formularios de custodia y visitación de la corte, como por ejemplo el Adjunto: Orden de custodia y visitación de los hijos (formulario FL-341) (en español) y el Adjunto: Solicitud de custodia y visitación de los hijos (formulario FL-311) (en español).

Los siguientes formularios también pueden ayudarlo a pensar en su plan de crianza:

Estos formularios describen planes para días de semana, fines de semana, feriados, vacaciones, el costo del transporte para visitación y las restricciones de viaje o mudanza con los hijos.

Haga clic para obtener más información sobre cómo hacer un plan de crianza.  Haga clic para obtener más información sobre cómo hacer un plan de crianza para los feriados y vacaciones.

En general, asegúrese que su plan de crianza incluya los siguientes temas:

  • “Custodia física” es dónde viven sus hijos y cómo pasan el tiempo. Piense en las actividades de sus hijos, dónde van a dormir y quién los va a cuidar todos los días. Pregúntese:

    • ¿Dónde deberían estar nuestros hijos durante la semana? ¿En los fines de semana?
    • ¿Dónde deberían estar nuestros hijos en los días feriados, las vacaciones de verano y días especiales?
    • ¿Qué padre estará a cargo de qué actividades (deportes, música, tareas)?
    • ¿Qué padre estará a cargo en qué momento?
    • ¿Cómo llegarán nuestros hijos de una casa a la otra? ¿Quién pagará los costos de transporte?

  • “Custodia legal” quiere decir quién va a tomar las decisiones importantes sobre sus hijos. Sea claro y específico sobre qué decisiones puede tomar cada padre por sí mismo, y qué decisiones se tomarán en conjunto:

    • Escuelas
    • Guardería
    • Religión
    • Atención médica y dental
    • Atención de emergencia
    • Empleos y manejar (para niños más grandes)

Si tiene alguna pregunta, consulte con su mediador o abogado sobre cualquier pregunta que tenga. Haga clic para encontrar a los mediadores de los Servicios de la Corte de Familia de su condado. Su corte de familia tratará de que el proceso de mediación sea lo más fácil posible.

El asistente de derecho familiar de su condado le puede dar información sobre los procedimientos y formularios de la corte de familia, o remisiones a los recursos locales.

¡Le deseamos buena suerte con su plan de crianza!

Escriba su plan de crianza (acuerdo de custodia y tiempo compartido)

El procedimiento para escribir su plan de crianza y obtener una firma del juez para que se convierta en una orden de la corte puede ser un poco distinto entre una corte y otra.

En general, tendrá que tomar los siguientes pasos:


1. Llene sus formularios de la corte

Llene:

2. Firme la estipulación

Ambos padres tienen que firmar la Estipulación y orden de custodia y/o visitación de los hijos (formulario FL-355) (en español) o un documento similar. Ambos padres tienen que comprender todo lo que están acordando, y no se puede obligar a ninguno de los dos a que lo firmen.

3. Haga revisar sus formularios

Si el asistente de derecho familiar de su corte ayuda a personas con casos de custodia y visitación, pídale que revise sus documentos de estipulación. El asistente puede verificar que se haya llenado correctamente antes de presentárselo al juez para que lo revise y firme.

4. Haga por los menos 2 copias de todos sus formularios

Una copia será para usted; otra copia será para el otro padre de su hijo. El original será para la corte.

5. Pídale al juez que firme su estipulación

Entregue el original y 2 copias de su estipulación firmada al juez para que las firme. Pregúntele al secretario de su corte cuál es el procedimiento que hay que utilizar y cuándo tiene que volver para recoger sus documentos.

6. Presente sus formularios ante el secretario de la corte

Una vez que el juez ha firmado la estipulación (acuerdo), tiene que presentarla ante el secretario. La corte se quedará con el original, y usted y el otro padre recibirá una copia del secretario con un sello que dice "Filed" (Presentado).

Si necesita ayuda, el asistente de derecho familiar de su corte puede ayudar a ambos padres a elaborar un acuerdo.

Cómo hacer que su acuerdo de crianza funcione

  • Use un calendario
    Mantenga un calendario que dice dónde estarán los niños y cuándo. Ponga su calendario en un lugar que sea fácil de ver. Si necesita hacer un cambio, hable con el otro padre acerca de cómo llegar a un acuerdo y no se olvide de explicarle el cambio a sus hijos. A los niños y padres les va mejor cuando las cosas están claras.

  • Observe a sus hijos
    Usted conoce a sus hijos, así que:
    • Observe cómo les va con el plan.
    • Si no les está yendo bien, hable con el otro padre para tratar de encontrar una manera de arreglar las cosas.
    • Es importante que sepan que la separación o el divorcio no es culpa de ellos.
    • Dígales que los ama y que los cuidará.
    • Deje que sus hijos le digan cómo se sienten sobre todos los cambios y lo que necesitan de usted.
    • Trate de escuchar sin ser defensivo.

  • Cuando usted y el otro padre no están de acuerdo
    Los padres no siempre se ponen de acuerdo en lo que es mejor para los hijos. Esto es natural. Ocurre en cualquier relación, aunque los padres no estén separados o divorciados.
    • Escuche al otro padre y respete su punto de vista.
    • Controle sus emociones, igual que lo haría en el trabajo.
    • Lea la sección "La comunicación entre cada uno."
    • Haga lo que sea mejor para sus hijos.
    • NO deje que los hijos estén en el medio de sus argumentos con el otro padre
    • NO use violencia física o abuso mental o emocional.

  • Cómo cambiar su plan
    Es posible que tenga que cambiar su plan de crianza cuando sus hijos crezcan y cambien las cosas en sus vidas. Converse con el otro padre o vea a un consejero para que lo ayude. Si no se puede poder de acuerdo, quizás quiera volver a recibir mediación de la corte de familia.

Si tiene alguna pregunta, consulte con su mediador o abogado sobre cualquier pregunta que tenga. Haga clic para encontrar a los mediadores de los Servicios de la Corte de Familia de su condado. Su corte de familia tratará de que el proceso de mediación sea lo más fácil posible.

El asistente de derecho familiar de su condado le puede dar información sobre los procedimientos y formularios de la corte de familia, o remisiones a los recursos locales.

He aquí algunas consideraciones a tener en cuenta para hacer que su plan de crianza funcione:

  • Ambos padres tienen no sólo el derecho sino también la obligación de cuidar de sus hijos cuando están enfermos. No es razonable que el padre custodial primario se tenga que hacer cargo siempre de cuidar a su hijo cuando está enfermo, de la misma manera que no es razonable negarle tiempo de crianza a un padre debido a que su hijo tiene una enfermedad leve.
  • Los sentimientos del niño son importantes. Es común que un niño enfermo esté malhumorado e infeliz; hacerlo ir de un hogar a otro puede intensificar estos sentimientos. Por otro lado, los niños a veces se cansan de estar “encerrados”, de la misma manera que los adultos. Un cambio de ambiente puede muy bien cambiarles el humor y hacerles olvidar su enfermedad.
  • Cuando los padres comparten el cuidado de un hijo enfermo, es fundamental que se comuniquen claramente. Si el niño tiene que tomar cualquier tipo de medicamento, es importante que los padres intercambien información al cambiar al niño de hogar sobre cuándo tomó la última dosis o cuándo tendrá que tomar la siguiente. Quizás es conveniente que ambos padres anoten en un cuaderno qué medicamentos está tomando el niño y cuál es el horario en que los tiene que tomar.

Si hay que saltear un horario de crianza debido a enfermedad, es probable que el padre no custodial quiera recuperar el tiempo que perdió. Se pueden agregar “contingencias de enfermedad” razonables al plan de crianza para brindar una guía en estas situaciones. Al agregar estas contingencias a su plan de crianza, tiene que tener en cuenta que la situación de cada padre (viajes, horario de trabajo, etc.) es distinta.

La comunicación entre cada uno

Cómo se comunican el uno con el otro, y con sus hijos, puede marcar una gran diferencia. Trate de pensar en el otro padre como un socio de trabajo. Si actúa “profesionalmente” podrá quizás dejar de pensar en su dolor y estrés, para poder concentrarse mejor en las necesidades de sus hijos.

Por ejemplo:

  1. Sea cortés, igual que como sería en el trabajo.
  2. No cambie de tema. Concéntrese en lo mejor para sus hijos.
  3. Controle sus emociones, igual que lo haría en el trabajo.
  4. Sea claro y específico cuando hable con el otro padre. Tome notas y mantenga un registro de acuerdos importantes, igual que como lo haría en una empresa.
  5. Cumpla con sus promesas. Sus hijos necesitan poder confiar en usted y depender de usted. Esto es muy importante ahora.
  6. Mida las palabras que usa cuando habla sobre el divorcio.

EN LUGAR DE DECIR: TRATE DE DECIR:
esposa, esposo, ex-esposa, ex-esposo, mi “ex” la madre de los niños, el padre de los niños
tiene visitación con se queda con, viene a casa
acuerdo de custodia y visitación plan de crianza

Site Map | Careers | Contact Us | Accessibility | Public Access to Records | Terms of Use | Privacy