Principios básicos sobre órdenes de custodia y visitación

Esta sección le ayuda a comprender ciertos términos legales utilizados en la corte de familia para describir las responsabilidades compartidas de crianza. Por ejemplo, frecuentemente escuchará las palabras “custodia” y “visitación” en los casos de separación y divorcio. “Custodia de los hijos” se refiere a los derechos y responsabilidades de ambos padres por el cuidado de sus hijos. En su caso, tendrá que decidir acerca de la custodia. También tendrá que decidir sobre la “visitación”, que quiere decir cómo van a pasar los hijos el tiempo con ambos padres.

En California, cualquiera de los dos padres puede tener custodia de los hijos, o la custodia puede ser compartida. El juez es el que toma la decisión final sobre custodia y visitación, pero en general aprobará una propuesta (plan de crianza) efectuada por los dos padres, si se pusieron de acuerdo de antemano. Si los padres no se pueden poner de acuerdo, el juez tomará la decisión en una audiencia de la corte. En general, el juez no tomará una decisión sobre custodia y visitación hasta que los padres se hayan reunido con un mediador de los Servicios de la Corte de Familia.

Tipos de órdenes de custodia

Existen dos tipos de custodia de los hijos:

  • Custodia legal, o sea quién toma las decisiones importantes sobre sus hijos (como salud, educación y bienestar); y
  • Custodia física, o sea con quién viven sus hijos.

La custodia legal puede ser:

  • Conjunta, en la que ambos padres comparten el derecho y la responsabilidad de tomar decisiones importantes sobre la salud, educación y el bienestar de sus hijos.

                            O

  • Exclusiva, en la que sólo 1 de los padres tiene la responsabilidad de tomar decisiones importantes sobre la salud, educación y el bienestar de sus hijos.

Los padres que tienen la custodia legal pueden tomar decisiones o elegir:

  • La escuela o guardería de sus hijos
  • Las actividades o instituciones religiosas de sus hijos
  • Las necesidades psiquiátricas, psicológicas u otra consejería o terapia de salud mental para sus hijos
  • El médico, dentista de ortodoncia u otro profesional médico de sus hijos (excepto en casos de emergencia)
  • Los deportes, colonia veraniegas, vacaciones o actividades extraescolares de sus hijos
  • Los viajes de sus hijos
  • La residencia (dónde vivirán sus hijos)

Si los padres comparten la custodia legal, ambos tienen el derecho de tomar decisiones sobre estos aspectos de las vidas de sus hijos, pero no tienen que estar de acuerdo en todas las decisiones. Cada uno de los padres puede tomar una decisión por sí mismo. Pero para evitar problemas y no tener que volver a la corte, los padres deberían comunicarse entre sí y cooperar para tomar las decisiones en conjunto.

La custodia física puede ser:

  • Conjunta, que quiere decir que los hijos viven con ambos padres.
  • Exclusiva o primaria, que quiere decir que los hijos viven con 1 padre la mayor parte del tiempo y en general visitan al otro padre.

La custodia física conjunta no quiere decir que los niños deben pasar exactamente la misma cantidad de tiempo con cada padre. En general los niños pasan un poco más de tiempo con 1 de los padres que con el otro porque es demasiado complicado dividir el tiempo exactamente por la mitad. Cuando 1 de los padres tiene a sus hijos más de la mitad del tiempo, a veces se lo llama “padre custodial primario”.

A veces un juez le otorga a los padres custodia legal conjunta pero no custodia física conjunta. Esto quiere decir que ambos padres comparten la responsabilidad de tomar las decisiones importantes en las vidas de sus hijos, pero éstos viven con 1 de los padres la mayor parte del tiempo. El padre que no tiene la custodia física en general tiene derechos de visitación con los hijos.

Tipos de órdenes de visitación

“Visitación” (también llamada “tiempo compartido”) es el plan que explica cómo van a compartir los padres el tiempo son sus hijos.  El padre que no tiene la custodia física en general tiene derechos de visitación con los hijos. Las órdenes de visitación pueden ser muy variadas, dependiendo de consideraciones del bienestar de los niños, la situación de los padres, y otros factores. En general, la vistación puede ser:

  • Visitación según un horario específico: Generalmente, es útil que los padres e hijos tengan un plan detallado de visitación para evitar conflictos y confusión. Por esta razón, los padres y las cortes suelen preferir un plan con detalles sobre los días de la semana y horas en las que los niños estarán con cada padre. El plan de visitación incluye horarios especiales para los días festivos, ocasiones especiales (como cumpleaños, el día de la madre o el día del padre, y otras fechas importantes para la familia), al igual que vacaciones.

  • Visitación razonable: Este tipo de orden de visitación no suele incluir detalles sobre cuándo estarán los niños con cada uno de los padres. Normalmente, estas órdenes son abiertas y les permiten a los padres el acordar la visitación entre ellos, sin un plan por escrito fijo. Este tipo de visitación puede venirles bien a padres que se llevan muy bien entre ellos, que son flexibles y que se comunican bien el uno con el otro. Pero, si llegan a haber desacuerdos o malentendimientos, un plan como este, sin horario fijo, puede causar problemas entre los padres y puede afectar a los niños.

  • Visitación supervisada: La visitación supervisada se usa cuando es necesario, por razones de seguridad o para asegurar el bienestar de los hijos, que las visitas al otro padre sean supervisadas por usted, por otro adulto o por una agencia profesional. Haga clic para obtener más información sobre la visitación supervisada. La visitación supervisada también se usa en los casos en que un hijo y su padre necesitan tiempo para familiarizarse entre sí, como por ejemplo si el padre no ha visto a su hijo por mucho tiempo y tienen que volver a conocerse de a poco.

  • Sin visitación: Esta opción se usa cuando la visita de un padre, aun con supervisión, sería física o emocionalmente dañina para sus hijos. En esos casos no es en el mejor interés de los hijos que el padre tenga contacto con ellos.

Cómo decidir la custodia y visitación de acuerdo a la ley

La ley dice que los jueces tienen que otorgar la custodia de acuerdo al “mejor interés de los hijos”.

Para decidir cuál es el mejor interés de los hijos, la corte considerará:

  • La edad de los hijos,
  • La salud de los hijos,
  • Los lazos emocionales entre los padres y los hijos,
  • La capacidad de los padres para cuidar de los hijos,
  • Cualquier antecedente de violencia en el hogar o drogadicción o alcoholismo, y
  • Los lazos de los hijos con su escuela, hogar y comunidad.

Las cortes no dan custodia automáticamente a la madre o al padre, independientemente de la edad o el sexo de sus hijos. Las cortes no pueden negarle custodia o visitación simplemente por no haberse casado con el otro padre, o porque usted o el otro padre tengan una discapacidad física, distinto estilo de vida, creencia religiosa u orientación sexual.

Además de las órdenes de custodia, el juez probablemente dictará también órdenes de manutención de los hijos. Tenga en cuenta que una orden de manutención de los hijos es distinta que la custodia y visitación de los hijos, de manera que no puede negarse a que el otro padre vea a sus hijos sólo porque no está efectuando los pagos de manutención de los hijos ordenados por la corte. Y no se puede negar a pagar la manutención de los hijos sólo porque el otro padre no le deja ver a sus hijos. Pero la manutención de los hijos está relacionada con la custodia, porque la cantidad de tiempo que un padre pase con sus hijos afectará el monto de manutención de los hijos. Haga clic para obtener más información sobre la manutención de los hijos.

En algunos casos, si el hecho de darle la custodia a cualquiera de los padres pudiera causar daño a los hijos, la corte podría darle la custodia a otra persona, si ello fuera en el mejor interés de los hijos. Cuando una persona que no es el padre solicita la custodia de los hijos porque los padres no pueden cuidarlos, en general esto se llama “tutela”. Haga clic para obtener información sobre tutelas.

Maneras de obtener una orden de custodia y visitación

En la mayoría de los casos, los padres pueden llegar a un acuerdo para la custodia y visitación sin necesidad de una orden de la corte. Si llegan a un acuerdo, será vinculante y de cumplimiento obligatorio. Pero si 1 de los padres no respeta el acuerdo, la corte no puede hacerlo cumplir hasta que se lo convierta en una orden de la corte. De manera que si usted y el otro padre se ponen de acuerdo sobre la custodia y quieren obtener una orden de la corte para que cualquiera de ustedes pueda hacerlo cumplir si el otro llega a violar los términos del acuerdo, puede presentar su acuerdo ante el juez. El juez probablemente aprobará el acuerdo, lo firmará y se convertirá en una orden de la corte. Después de que el juez lo firme, presente este documento ante el secretario de la corte. Haga clic para obtener más información sobre cómo escribir un acuerdo de custodia y visitación o un plan de crianza.

Si no se puede poner de acuerdo con el otro padre, el juez los enviará a mediación, y un mediador de los Servicios de la Corte de Familia o de otro programa de la corte los ayudará. Si a pesar de la mediación siguen sin ponerse de acuerdo, usted y el otro padre tendrán que reunirse con el juez. En general, el juez decidirá entonces la custodia y el horario de visitación. Haga clic para obtener más información sobre la mediación en casos de custodia.

En algunos casos el juez puede nombrar a un evaluador de custodia de los hijos para que realice una evaluación de custodia y recomiende un plan de crianza. Uno de los padres puede también pedir una evaluación, pero es posible que se la nieguen. Es posible también que los padres tengan que pagar por la evaluación.

En algunos casos de custodia, el juez también puede nombrar a abogados para que representen a los hijos. El juez también decidirá quién tiene que pagar los honorarios de los abogados de los hijos.

Una vez que el juez haya dado su orden de custodia o visitación, es posible que 1 ó ambos padres quieran cambiar la orden. En general, el juez aprobará una nueva orden de custodia y visitación, si ambos padres están de acuerdo con la misma. Si los padres no se pueden poner de acuerdo, 1 de los padres puede pedirle a la corte que cambie el acuerdo de custodia. Dicho padre probablemente tenga que llenar ciertos formularios para solicitar una audiencia en la corte y probarle al juez que se produjo un cambio sustancial de circunstancias (por ejemplo, los niños sufrirán un daño a menos que se cambie la orden de la corte) o que tiene otra razón justificada para cambiar la orden. Lo más probable es que ambos padres se tengan que reunir con un mediador para hablar sobre el motivo que está obligando a cambiar la orden de la corte.

Para ver una reseña del proceso de custodia y visitación de los hijos, lea la Hoja informativa sobre custodia de los hijos (formulario FL-314-INFO).  Esta información también se puede obtener en español.

Los casos de custodia o visitación disputados, o sea cuando los padres no se pueden poner de acuerdo, son complicados. Para saber cómo la ley lo puede afectar, y cómo puede afectar sus derechos, hable con un abogado. Haga clic si necesita ayuda para encontrar un abogado.

Site Map | Careers | Contact Us | Accessibility | Public Access to Records | Terms of Use | Privacy