Cómo dividir los bienes y deudas en un divorcio

En general, los cónyuges o miembros de la pareja de hecho pueden ponerse de acuerdo en separar los bienes de manera equitativa. Pero recuerde que hasta que un juez firme su acuerdo y emita una orden final, sus bienes y deudas comunitarias todavía pertenecen a los 2 y no se convierten en separados aunque se hayan puesto de acuerdo para dividirlos.

Cuando divide sus bienes y deudas, debe llegar a un acuerdo para repartir todo bastante equitativamente, para que cada uno se quede con aproximadamente el mismo valor de bienes (y deudas). Dividir sus bienes no significa necesariamente dividirlos físicamente.

Por ejemplo, si usted y su cónyuge o pareja tienen 2 cuentas bancarias, no tienen que dividir una cuenta por la mitad, repartir el dinero y después hacer lo mismo con la otra cuenta. En su lugar, pueden ver si las cuentas tienen más o menos la misma cantidad de dinero. Si éste fuera el caso, 1 puede aceptar quedarse con 1 cuenta, y el otro quedarse con la otra cuenta. Si, en este mismo ejemplo, 1 cuenta tuviera mucho más dinero que la otra, 1 de ustedes se podría quedar con la cuenta más grande, y el otro se puede quedar con la cuenta más pequeña y con otra cosa, que junto con el dinero en la cuenta más pequeña, tiene un valor aproximado parecido al dinero en la cuenta más grande.

También puede usar las deudas para equilibrar el reparto cuando una parte recibe más bienes.

Por ejemplo, si 1 cónyuge o miembro de la pareja de hecho se está quedando con algo de mucho valor, como por ejemplo una casa con mucho valor líquido, es posible que se pueda equilibrar el reparto al darle a ese cónyuge o pareja de hecho la deuda de tarjetas de crédito.

Tenga en cuenta que cuando divide sus bienes y deudas, está buscando llegar a un valor “neto” aproximadamente igual. Esto significa que si suma el valor de todos los bienes (activos) y resta el valor total de deuda. Lo que queda es el valor neto del patrimonio de la comunidad a ser dividido entre las partes.

Cómo determinar la división de sus bienes y deudas

Una buena manera de empezar es haciendo una lista de todos sus bienes. Después necesita determinar qué bienes son bienes separados, qué bienes son bienes comunitarios y cuál es el valor justo de mercado de cada bien. Tendrá que hacer esto de todas maneras para finalizar su divorcio, cuando llene el Lista de bienes y deudas (formulario FL-142) (en español). La Lista de bienes y deudas es 1 de los formularios que tiene que intercambiar con su cónyuge o pareja de hecho en las declaraciones de revelación financieras. Es un requisito para divorcios y separaciones legales.

En su Lista de bienes y deudas (formulario FL-142) (en español), cada parte tiene que declarar todos los bienes y deudas, incluyendo los bienes comunitarios y separados, a la otra parte. Lo más importante es incluir todo y ser honesto al enumerar todos los bienes de valor que tiene. Si esconde algo, con el tiempo tiende a salir a la luz, y las penalidades por esconder algo de valor pueden ser muy graves.

Una vez que cada uno haya llenado su Lista de bienes y deudas, pueden compararlos para ver si:

  • Están en desacuerdo sobre si algo es un bien comunitario o separado; y
  • Hay una gran diferencia entre el valor asignado a los bienes comunitarios.

Esto le ayudará a decidir si se podrá llegar a un acuerdo en el caso o si tendrá que ir tener un juicio. Después de comparar los programas, puede proponer una manera de dividir los bienes y las deudas comunitarias. Recuerde que su meta es dividir los bienes comunitarios para que tanto usted como su cónyuge o pareja de hecho terminen con aproximadamente el mismo valor neto de bienes.

Preocupaciones especiales al repartir la deuda

Cuando intente dividir su deuda, tenga cuidado.

A veces los cónyuges o parejas de hecho intentan simplemente tomar el monto total adeudado y dividirlo por la mitad – entonces, por ejemplo, 1 parte se lleva la mitad de las tarjetas de crédito y la otra parte se lleva la otra mitad. Pueden llegar a ponerlo en un acuerdo por escrito. Pero es posible que no sea una buena idea. Cuando hace acuerdos con su cónyuge o pareja de hecho para pagar la deuda, tiene que recordar que la gente a quien le debe dinero no tiene que respetar el acuerdo que tiene con su cónyuge o pareja de hecho. Pueden reclamar la deuda al cónyuge o miembro de la pareja que firmó el contrato (como una solicitud de tarjeta de crédito) independientemente de quién aceptó tomar responsabilidad por la deuda.

Por ejemplo, si tiene una tarjeta de crédito a su nombre pero su cónyuge o pareja de hecho acepta pagarla para equilibrar otros bienes o deudas que están dividiendo, esa compañía de tarjeta de crédito igualmente puede reclamarle la deuda a usted (como también a su cónyuge o pareja de hecho). Por lo tanto, si su cónyuge o pareja de hecho deja de hacer un pago, la compañía de tarjeta de crédito se lo reclamará a usted, porque no le importa lo que dice su acuerdo de divorcio. Es posible que termine pagando no sólo el saldo de la tarjeta, sin también los intereses y multas por pago atrasado, y su calificación de crédito probablemente también se vea afectada.

Para evitar estos posibles problemas con la división de deudas, considere:

  • En casos en los que hay bienes inmuebles que se venderán, los cónyuges o parejas de hecho a menudo aceptan pagar las tarjetas de crédito con el dinero que obtienen de la venta del bien inmueble.
  • Otra opción posible es que la persona que debe pagar la tarjeta de crédito conjunta obtenga una tarjeta de crédito nueva únicamente en su nombre y haga una transferencia del saldo.

Problemas después de que se dividen los bienes y deudas

Una vez que haya dividido sus bienes y deudas, ya sea por acuerdo de resolución matrimonial (MSA) o por un fallo en la corte especificando quién recibe qué, es posible que tenga que tomar pasos adicionales si su ex cónyuge o pareja de hecho no cumple con el acuerdo u órdenes de la corte.

Si su acuerdo de resolución matrimonial (MSA) fue “anexado” o “incorporado” (se agregó) a su fallo, puede hacerlo cumplir como cualquier fallo de derecho familiar por dinero. Lea la sección sobre Cómo cobrar un fallo monetario de la corte de familia para obtener información e instrucciones adicionales.

Pero si su MSA no se anexó o incorporó a su fallo, se trata como si fuera un contrato y no un fallo. Esto quiere decir que no puede hacerlo cumplir de la misma manera que un fallo por dinero. Si quiere hacer cumplir cualquiera de los términos tiene que hacer un juicio civil por violación de contrato y obtener un fallo a través de la corte civil

Para presentar un caso civil por violación de contrato, le conviene hablar con un abogado. Haga clic si necesita ayuda para encontrar un abogado.

Mediación financiera

La mediación le puede ayudar a resolver desacuerdos sobre temas de dinero y sobre cómo repartir sus bienes. Puede contratar a un mediador privado para ayudarle a encontrar una manera equitativa de dividir sus bienes y deudas (así como otros temas en su divorcio como manutención o custodia y visitación de sus hijos). Los mediadores privados en general son abogados o profesionales de la salud mental. En general cobran entre $50 y $250 por hora. En general ambas partes comparten este costo. Haga clic para obtener más información sobre cómo lo puede ayudar la mediación.

Planes de pensión

Una pensión puede ser más valiosa que cualquier otro bien adquirido durante el matrimonio o pareja de hecho, incluyendo una casa. Puede valer más que todos los bienes combinados.

Le conviene obtener ayuda de un abogado siempre que tenga un bien valioso, pero es aún más importante cuando tiene una pensión. La razón es que hay reglas especiales para las pensiones. Son muy técnicas y no se aplican a ningún otro tipo de bien.

Si usted o su cónyuge o pareja de hecho tienen un plan de pensión, no se olvide de adjuntar a sus documentos del fallo un formulario de Beneficios de pensión – Adjunto al fallo (formulario FL-348) (en inglés). Este formulario le da instrucciones sobre qué más debe hacer.

En algunos casos, un plan de pensión se debe “unir” como parte de su caso de divorcio antes de que el juez pueda emitir una orden sobre cómo dividir la pensión. Lea Adhesión de plan de jubilación – Hoja informativa (formulario FL-318-INFO) (en inglés) para averiguar si su plan de pensión, o el de su cónyuge o pareja, se debe unir a su caso de divorcio.

La orden de la corte que indica cómo se dividirá(n) la(s) pensión(es) se llama una Orden calificada de relaciones domésticas, o QDRO (por sus siglas en inglés). La QDRO tiene que ser aprobada por el proveedor de beneficios y el juez para asegurar que el cónyuge/pareja de hecho que no es empleado de la compañía u organización recibirá esos futuros beneficios. Este no es un formulario estándar de la corte. Las QDRO son extremadamente complicadas. Si comete un error, podría tener consecuencias serias. Vale la pena pagar a un abogado para que le prepare la QDRO correctamente. Haga clic si necesita ayuda para encontrar un abogado.

¡¡¡IMPORTANTE!!!  Si está en una pareja de hecho o matrimonio del mismo sexo, hable con un abogado. Los planes de pensión son regulados por las leyes federales, y los fallos jurídicos recientes han resultado en el reconocimiento legal de derechos y beneficios federales para matrimonios del mismo sexo (en estados como California, donde es legal el matrimonio del mismo sexo). Esto probablemente afectará cómo se dividirá el plan de pensión o cómo se tratará con temas relacionados con las leyes federales en su disolución de un matrimonio del mismo sexo. Además, si está en una pareja de hecho, las leyes federales afectarán ciertos temas como los planes de pensión, impuestos federales o beneficios federales. Dado todo esto, asegúrese de entender bien cómo se aplica la ley actual a su situación particular. Haga clic si necesita ayuda para encontrar un abogado.
Site Map | Careers | Contact Us | Accessibility | Public Access to Records | Terms of Use | Privacy