Los hijos en casos de separación o divorcio

Families Change

Families Change (Las Familias Cambian)
 es una guía en línea para familias que están pasando por una separación o divorcio. Incluye 3 versiones – una guía para padres, una para niños, y otra para adolescentes y pre-adolescentes – que ayudan a complementar la información legal que encontrará en esta sección. Las guías están en inglés.


Los padres que se separan tienen que tener un plan para decidir cómo cuidar a sus hijos y dónde van a vivir o pasar el tiempo. Este plan se llama plan de crianza, a plan de tiempo compartido, o un acuerdo ("estipulación") sobre custodia y visitación. Cada niño reacciona de manera distinta a la separación de sus padres, y no hay nadie que conozca mejor a sus hijos que usted. Pero le brindamos aquí cierta información para ayudarle a comprender lo que les está pasando a sus hijos. Es importante que esté dispuesto a hablar con sus hijos y que les brinde mucha comprensión y afecto durante este periodo.

Muchos niños pasan por distintas etapas para lidiar con el sufrimiento que sienten por la separación de sus padres:

  • Consternación y negación de la separación de sus padres;
  • Ira porque sus padres se están separando;
  • Depresión: los niños pueden quedar sobrecogidos por sus sentimientos de angustia y tristeza cuando ocurren cambios significativos en sus vidas;
  • Tratar de negociar: los hijos asumen la responsabilidad de hacer que las cosas vuelvan a ser como antes, prometiéndose a sí mismos o prometiendo a sus padres cualquier cosa con tal de que vuelvan a estar juntos; y
  • Aceptación: cuando comienzan a hablar más abiertamente sobre la separación y recuperan su energía y sus propios intereses.

Cómo ayudar a sus hijos a sobrellevar su separación

Explíqueles a sus hijos que usted y el otro padre van a vivir en casas separadas. Si fuera apropiado en su situación, asegure a sus hijos que seguirán en contacto con ambos padres, a pesar de que cada uno vivirá en casas separadas.

Trate de no discutir con el otro padre delante de los hijos y demore la resolución de cualquier problema difícil hasta más tarde, cuando los niños no estén presentes.

No ponga a sus hijos en el medio, no los utilice de mensajeros o espías entre los 2 padres. Demuestre a sus hijos que usted respeta al otro padre, y brinde apoyo para que sus hijos puedan pasar tiempo con ambos padres.

Puede ser útil que sus hijos hablen con un consejero o con otros niños que han pasado por el proceso de separación de sus padres.

Para aquellas familias que crían a sus hijos juntos después de la separación

  • Déles a sus hijos la rutina estable y predecible que necesitan.
  • Averigüe cómo pueden usted y el otro padre hacerse del tiempo necesario para estar con sus hijos.
  • Obtenga la información que necesita para tomar buenas decisiones sobre lo que necesitan sus hijos en cada etapa.
  • En lo posible, encuentre una manera de poder criar bien a sus hijos tanto cuando están juntos como cuando están separados.
  • Cuídese a sí mismo. Encuentre maneras de sentirse bien y entender sus propios sentimientos confusos.
  • Fíjese objetivos. Trate de mantener la calma en situaciones difíciles.

Los hijos se benefician cuando sus padres:

  • Evitan conflictos y toda violencia física o maltrato emocional.
  • Manejan las reglas y la disciplina de manera similar.
  • Alientan el contacto apropiado y seguro con sus abuelos y otros miembros de la familia para que no tengan una sensación de pérdida.
  • Son flexibles, para que sus hijos puedan aprovechar las oportunidades de participar en celebraciones o eventos familiares especiales.
  • Advierten al otro padre con suficiente antelación cuando va a haber una ocasión especial.
  • Proporcionan un itinerario de fechas de viaje, destinos y lugares donde se pueda ubicar a los hijos o al padre cuando están de vacaciones.
  • Establecen un método práctico "profesional" para comunicarse.
  • Planifican sus vacaciones teniendo en cuenta las actividades programadas de sus hijos.

Los hijos sufren cuando sus padres:

  • Usan violencia física.
  • Obligan a sus hijos a elegir entre un padre y otro.
  • Les hacen preguntas a sus hijos sobre las actividades o relaciones del otro padre.
  • Hacen promesas que no pueden cumplir.
  • Rebajan al otro padre en presencia de sus hijos o de manera que sus hijos puedan oír.
  • Hablan con sus hijos, o en presencia de sus hijos, sobre los problemas que están teniendo con el otro padre.
  • Usan a sus hijos como mensajeros, espías o mediadores.
  • Impiden el acceso a sus hijos por razones que no son de seguridad.

Haga clic para obtener más detalles sobre un buen plan de crianza para sus hijos.

Haga clic para obtener más información sobre las necesidades de niños de diferentes edades.

Obtenga recursos de crianza para ayudarlo con sus hijos durante esta etapa tan difícil.

Site Map | Careers | Contact Us | Accessibility | Public Access to Records | Terms of Use | Privacy